viernes, 9 de septiembre de 2016

Otra buena propuesta...

En nuestro país es muy común que nos quejemos por la corrupción, el tránsito, la basura y los pequeños problemas que dificultan nuestro día a día; sin embargo, muchas veces no somos conscientes de que somos parte de la solución.
¿Cómo? Teniendo cultura cívica y siendo ciudadanos sustentables. Un ciudadano sustentable es aquel que a partir de mejorar su acciones, mejora su comunidad.
Ser sustentable es tener equilibrio entre el propio ser y el entorno. Un ciudadano sustentable procura el medio ambiente y el bienestar social, comprende que todas sus actividades tienen una reacción en su ambiente más cercano, por ello, es consciente en sus decisiones. Entorno urbano, las vías, espacios y servicios públicos y la seguridad.

¿Cuáles son los principios de participación ciudadana y cómo puedo ponerlos en práctica?

Los principios de participación ciudadana son: Respeto, Corresponsabilidad, Responsabilidad social, Solidaridad, Pluralidad, Tolerancia, Autonomía, Ciudadanía plena, Transparencia y rendición de cuentas, Derechos humanos y Democracia. Algunos ejemplos de buenas prácticas de los principios de la participación ciudadana:
Cuando juntos, autoridades y ciudadanía, asumimos corresponsablemente la necesidad de dar respuesta a la problemática de nuestra comunidad.
Tenemos responsabilidad social si hacemos cosas en beneficio común.
Somos solidarios al tomar parte en actividades que permitan, entre todos, resolver los problemas comunes.
Practicamos la tolerancia al escuchar y respetar las opiniones de los demás. Somos plurales al considerar diversos puntos de vista.
Ejercemos la democracia cuando participamos en la toma de decisiones de nuestra comunidad.
La práctica de los principios facilita la comunicación entre las y los vecinos.

Y tú, ¿cómo prácticas los principios de participación ciudadana?

- See more at: http://www.formulaenlosnegocios.com.mx/ciudadano-sustentable/#sthash.fQZO2ydF.dpuf
En nuestro país es muy común que nos quejemos por la corrupción, el tránsito, la basura y los pequeños problemas que dificultan nuestro día a día; sin embargo, muchas veces no somos conscientes de que somos parte de la solución.
¿Cómo? Teniendo cultura cívica y siendo ciudadanos sustentables. Un ciudadano sustentable es aquel que a partir de mejorar su acciones, mejora su comunidad.
Ser sustentable es tener equilibrio entre el propio ser y el entorno. Un ciudadano sustentable procura el medio ambiente y el bienestar social, comprende que todas sus actividades tienen una reacción en su ambiente más cercano, por ello, es consciente en sus decisiones. Entorno urbano, las vías, espacios y servicios públicos y la seguridad.

¿Cuáles son los principios de participación ciudadana y cómo puedo ponerlos en práctica?

Los principios de participación ciudadana son: Respeto, Corresponsabilidad, Responsabilidad social, Solidaridad, Pluralidad, Tolerancia, Autonomía, Ciudadanía plena, Transparencia y rendición de cuentas, Derechos humanos y Democracia. Algunos ejemplos de buenas prácticas de los principios de la participación ciudadana:
Cuando juntos, autoridades y ciudadanía, asumimos corresponsablemente la necesidad de dar respuesta a la problemática de nuestra comunidad.
Tenemos responsabilidad social si hacemos cosas en beneficio común.
Somos solidarios al tomar parte en actividades que permitan, entre todos, resolver los problemas comunes.
Practicamos la tolerancia al escuchar y respetar las opiniones de los demás. Somos plurales al considerar diversos puntos de vista.
Ejercemos la democracia cuando participamos en la toma de decisiones de nuestra comunidad.
La práctica de los principios facilita la comunicación entre las y los vecinos.

Y tú, ¿cómo prácticas los principios de participación ciudadana?

- See more at: http://www.formulaenlosnegocios.com.mx/ciudadano-sustentable/#sthash.fQZO2ydF.dpuf


En nuestro país es muy común que nos quejemos por la corrupción, el tránsito, la basura y los pequeños problemas que dificultan nuestro día a día; sin embargo, muchas veces no somos conscientes de que somos parte de la solución.

¿Cómo? Teniendo cultura cívica y siendo ciudadanos sustentables. Un ciudadano sustentable es aquel que a partir de mejorar su acciones, mejora su comunidad. Ser sustentable es tener equilibrio entre el propio ser y el entorno. Un ciudadano sustentable procura el medio ambiente y el bienestar social, comprende que todas sus actividades tienen una reacción en su ambiente más cercano, por ello, es consciente en sus decisiones. Entorno urbano, las vías, espacios y servicios públicos y la seguridad.

¿Cuáles son los principios de participación ciudadana y cómo puedo ponerlos en práctica?
Los principios de participación ciudadana son: Respeto, Corresponsabilidad, Responsabilidad social, Solidaridad, Pluralidad, Tolerancia, Autonomía, Ciudadanía plena, Transparencia y rendición de cuentas, Derechos humanos y Democracia.

Algunos ejemplos de buenas prácticas de los principios de la participación ciudadana:

  • Cuando juntos, autoridades y ciudadanía, asumimos corresponsablemente la necesidad de dar respuesta a la problemática de nuestra comunidad.
  • Tenemos responsabilidad social si hacemos cosas en beneficio común.
  • Somos solidarios al tomar parte en actividades que permitan, entre todos, resolver los problemas comunes.
  • Practicamos la tolerancia al escuchar y respetar las opiniones de los demás. Somos plurales al considerar diversos puntos de vista.
  • Ejercemos la democracia cuando participamos en la toma de decisiones de nuestra comunidad.

La práctica de los principios facilita la comunicación entre las y los vecinos.
Y tú, ¿cómo prácticas los principios de participación ciudadana?


En nuestro país es muy común que nos quejemos por la corrupción, el tránsito, la basura y los pequeños problemas que dificultan nuestro día a día; sin embargo, muchas veces no somos conscientes de que somos parte de la solución.
¿Cómo? Teniendo cultura cívica y siendo ciudadanos sustentables. Un ciudadano sustentable es aquel que a partir de mejorar su acciones, mejora su comunidad.
Ser sustentable es tener equilibrio entre el propio ser y el entorno. Un ciudadano sustentable procura el medio ambiente y el bienestar social, comprende que todas sus actividades tienen una reacción en su ambiente más cercano, por ello, es consciente en sus decisiones. Entorno urbano, las vías, espacios y servicios públicos y la seguridad.

¿Cuáles son los principios de participación ciudadana y cómo puedo ponerlos en práctica?

Los principios de participación ciudadana son: Respeto, Corresponsabilidad, Responsabilidad social, Solidaridad, Pluralidad, Tolerancia, Autonomía, Ciudadanía plena, Transparencia y rendición de cuentas, Derechos humanos y Democracia. Algunos ejemplos de buenas prácticas de los principios de la participación ciudadana:
Cuando juntos, autoridades y ciudadanía, asumimos corresponsablemente la necesidad de dar respuesta a la problemática de nuestra comunidad.
Tenemos responsabilidad social si hacemos cosas en beneficio común.
Somos solidarios al tomar parte en actividades que permitan, entre todos, resolver los problemas comunes.
Practicamos la tolerancia al escuchar y respetar las opiniones de los demás. Somos plurales al considerar diversos puntos de vista.
Ejercemos la democracia cuando participamos en la toma de decisiones de nuestra comunidad.
La práctica de los principios facilita la comunicación entre las y los vecinos.

Y tú, ¿cómo prácticas los principios de participación ciudadana?

- See more at: http://www.formulaenlosnegocios.com.mx/ciudadano-sustentable/#sthash.fQZO2ydF.dpuf

martes, 12 de julio de 2011

No por mucho madrugar, amanezca más sustentable…



Sergio Armin Vásquez Muñoz







Usar el término desarrollo sustentable o sostenible, parece ser un asunto de última moda y un grito de batalla para la defensa del medio ambiente. De unos años a la fecha, gobiernos, empresas, instituciones, organismos y medios de comunicación han usado el término y creado formas de pensamiento y acciones alrededor de este tema, para convencer a la sociedad de la necesidad de cuidar los recursos naturales que aún sobreviven. Así, se puede escuchar “desarrollo sustentable”, “ciudad sustentable”, “casa sustentable”, “gobierno sustentable”, “material sustentable”, etc. Es más, la organización ambientalista Greenpeace publicó en su web la “Guía básica para el sexo sustentable”. Sin embargo, aunque lo pareciera, el término no es tan nuevo ni tan simple como pudiera suponerse.
La historia del término “desarrollo sustentable” se inicia en la década de los años setenta cuando la defensa del medio ambiente se convirtió en uno de los temas más importantes de las campañas y agendas políticas en distintos países, herencia de los movimientos sesenteros. En junio de 1972, durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente, celebrada en Estocolmo, Suecia, se consolidó la convicción de que se estaba atravesando por una crisis ambiental a nivel mundial. A partir de entonces, se reconoció que el medio ambiente es un elemento fundamental para el desarrollo humano. ¡Vaya descubrimiento!
En 1983, la ONU crea la Comisión Mundial de Medio Ambiente y Desarrollo de las Naciones Unidas. Esta Comisión presenta en 1987 (es decir, hace 24 años) el documento llamado “Nuestro futuro común", también conocido como Informe Brundtland, por el apellido de la especialista que encabezó la investigación. En este estudio se advertía que la humanidad debía cambiar sus modalidades de vida y de interacción comercial, si no se deseaba el advenimiento de una era con inaceptables niveles de sufrimiento humano y degradación ecológica (cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia).
Es en este documento en donde el término desarrollo sustentable adquiere su primera definición, entendido como “satisfacer las necesidades actuales sin poner en riesgo los recursos de las generaciones futuras”, basado en tres ámbitos básicos: económico, social y ecológico.
Con esta perspectiva, se iniciaron programas y proyectos que trabajarían para construir nuevas vías y alternativas con el objetivo de enfrentar los problemas ambientales y, al mismo tiempo, mejorar el aprovechamiento de los recursos naturales para las generaciones presentes y futuras. Pero no era todo. Poco a poco, con el devenir del tiempo y el cambio de las circunstancias, sobre todo en lo que a cuestiones climáticas se refiere, los teóricos, investigadores y defensores del medio ambiente, se han dado cuenta de que no sólo se trata del diseño de políticas y estrategias, sino que se requiere de un cambio real, tangible y consciente del ser humano, para minimizar, y en su caso detener, los enormes daños que han significado un irreversible impacto sobre el medio ambiente, en todos sus contextos. Todo ello sin contar que el consumismo es en buena parte el culpable de esta desgracia.
Lo paradójico del asunto es que el desarrollo sustentable busca cuidar los recursos actuales para no comprometer los del futuro, cuando el problema es que lo que hay actualmente apenas alcanza para satisfacer las necesidades de las generaciones que son presentes, que están vivas y que requieren de alimento y agua para cubrir sus necesidades básicas.
En el caso de los alimentos, véanse por ejemplo a nivel mundial los casos de Etiopía y otros países africanos, donde desde hace muchos años no hay qué comer. Sin ir tan lejos, véanse los lamentables casos de diferentes puntos de la geografía nacional y estatal, donde se sufre del mismo mal. Y aunque en muchos lugares se hacen esfuerzos por cultivar la tierra, sembrando básicamente maíz y frijol, las cosechas son raquíticas debido al deterioro de los terrenos por la erosión, la tala irresponsable, el uso de fertilizantes y herbicidas, la falta o exceso de lluvias, las heladas que dañan cosechas completas, en fin.

En el caso del agua, cada año los periodos de estiaje son más prolongados y se recurre a los tandeos que resuelve a medias, la necesidad de unas cubetas de agua para lavar el baño, los trastes y darse aunque sea un baño “de avión” (sólo las alas y el motor). La Ciudad de México era un claro ejemplo de este problema, pero actualmente casi todas las ciudades padecen y sufren la carestía del valioso líquido. Por otro lado, los periódicos citan continuamente la muerte de ganado y hasta personas por el calor y sequías extremas.
Siendo honestos con nosotros mismos, el problema es muy grave, pero la publicidad se empeña en convencernos de cuidar los recursos para “el futuro”, un futuro lejano y ajeno. En mi caso afirmo que debemos cuidar los recursos para el presente desde el presente, con lo cual estará garantizado un futuro menos caótico y apocalíptico.
Aquí cabe emular la frase de que lo que no hagas por ti mismo y por los tuyos, simplemente no lo hará nadie. Es decir, aunque los gobiernos, instituciones y empresas promuevan megacampañas para el cuidado del ambiente y el agua, en muchos casos suena bien pero no sabemos si sólo es un medio para hacerse publicidad, para justificar gastos o deducir impuestos y estar “ad hoc” con la globalización.
Por su parte, los gobiernos (en sus distintos niveles) hacen proyectos y políticas de papel muy ambiciosos, que sólo quedan en eso, en papel, pues al acabarse los periodos se termina el compromiso. Las instituciones se dedican a buscar presupuesto y luego justificarlos. Las empresas por su parte simulan estar comprometidos, pero no dejan de contaminar los ríos y el aire todos los días, por muy ecológicas que sean sus infraestructuras. Claro que habrá excepciones, pero aquí sí, hasta no ver no creer. De cualquier manera, sería un error dejar que todo lo resuelvan ellos, porque todos contaminamos en mayor o menor medida.

Ciudadano Sustentable
En este sentido, insisto en que el compromiso con el ambiente debe ser individual en principio, para moldear gradualmente un modelo de “ciudadano sustentable”, que además de estar a la moda con el término, implica que cada persona sea responsable en su quehacer y entorno, para favorecer el cuidado del agua, la energía, las áreas verdes y el manejo inteligente de la basura, desde el presente, para no comprometer el futuro, entendiendo como futuro el día siguiente inmediato. Para qué sufres por la extinción de especies y el deshielo de los polos, si dejas encendidas todas las luces de tu casa cuando te vas a trabajar. Te das golpes de pecho cuando miras los ríos contaminados, pero te vale madre y tiras la bolsa de Sabritas por la ventanilla del autobús o del coche, o si para bañarte tardas media hora, o te lavas los dientes con la llave del agua abierta. Para qué lloras por las consecuencias de los temblores, si creas volúmenes enormes de basura cuando haces una fiesta, por ejemplo, sólo por el hecho de usar utensilios desechables. En fin.

No necesitas salir de tu casa para cuidar tu medio ambiente
Aunque parezca chiste de Polo Polo, aún hay quien cree que el medio ambiente es una ciudad o “algo” que está muy, muy lejano. Medio ambiente es todo lo que nos rodea. Lo que nos protege o afecta como seres vivos. Según Wikipedia, es un “conjunto de valores naturales, sociales y culturales existentes en un lugar y un momento determinados”. No se trata sólo del espacio en el que se desarrolla la vida, sino que también abarca los “seres vivos, objetos, agua, suelo, aire y las relaciones entre ellos, así como elementos tan intangibles como la cultura”.

Guía básica del ciudadano sustentable
Para asumir la actitud del ciudadano sustentable, aunque suene cursi o femenino, podemos empezar con cosas simples desde la propia casa, oficina, taller, o cualquier contexto en el que habites. He aquí algunas ideas, a manera de sugerencia, ya que cada quien puede a su modo y desde su trinchera, inventar nuevas formas de cuidar el medio ambiente.
• El agua es el recurso natural que cada vez veremos menos. Lo que hasta hace unos años eran mantos acuíferos, ríos cristalinos o manantiales transparentes, hoy son sólo recuerdos de lodo y jabón enmarcados en fetidez. Por ello, la idea es bañarse en menos tiempo, lavarse los dientes con un vaso con agua, poner un tabique a la caja de agua del baño para reducir el volumen de descargas, orinar papá e hijo o mamá e hija, para que en vez de dos sea sólo una descarga.
• Reducir el gasto de energías. Se puede empezar con apagar las luces que no se ocupan, usar focos ahorradores, desconectar aparatos inactivos, calentar menos tiempo el boiler, calentar el motor del coche tres minutos o menos, preferir caminar en tramos cortos.
• Reducir los volúmenes de basura que generamos, aplastando cajas y embases, llevando bolsas propias para hacer compras y evitar el uso de desechables.
• Reutilizar. Para lo que para unos es basura para otros es algo valioso. Deshazte de los objetos que no ocupes, vendiéndolos o regalándolos a quienes creas que lo pueden reutilizar.
• Reciclar. Las latas de aluminio y el PET son objetos que generamos diariamente. Si tienes espacio, puedes juntar un volumen importante y venderlo posteriormente. En el caso de las oficinas, se puede reutilizar el papel imprimiendo en ambas caras o estableciendo canales de comunicación electrónicos en vez de escritos.
• Desechar las pilas. Las pilas usadas son altamente contaminantes. De hecho, se deben quitar del juguete o aparato una vez que ya se descargaron, ya que al permanecer sin uso por tiempo prolongado, liberan químicos que contaminan y literalmente queman los mecanismos electrónicos. Por ello, al terminar su vida útil, deben llevarse a los depósitos de pilas usadas, dispuestos en centros comerciales o ecológicos.
• Cuidar y sembrar árboles. Los árboles proveen oxígeno y conservan la humedad y los nutrientes de la tierra, por lo que aunque es una actividad difícil para quien no tiene el espacio o las condiciones adecuadas, la idea es sembrar árboles donde se pueda. Es este sentido, lo mínimo que se puede hacer es cuidar las áreas verdes que ya existen.

No estoy descubriendo el hilo negro, pues estas actividades ya se han sugerido en otros espacios, en otros foros y por muchas personas. Pese a ello, pocos son quienes lo han puesto en práctica, por lo que hay que insistir y machacarlo, como se hacía antes con las tablas de multiplicar, para lograr cambios tangibles al final del día, ya que hoy ser sustentable no sólo es una moda, es una necesidad.

jueves, 9 de junio de 2011

El copite: una especie forestal maravillosa

Érika Castillo Pérez
y Patricia Negreros Castillo

(Centro de Investigaciones Tropicales de la Universidad Veracruzana )


El estado de Veracruz cuenta una gran diversidad de árboles frutales silvestres, muchos de ellos conocidos sólo por los habitantes de las localidades donde se les encuentra. Este es el caso del copite, un árbol poco conocido en la entidad pero que es el símbolo de Quintana Roo. Este árbol tiene múltiples cualidades, pues contribuye a mejorar la salud, la alimentación y la economía de las familias en las localidades rurales, lo que lo hace un árbol maravilloso.
Su distribución abarca desde México hasta Centroamérica. En nuestro país, se le encuentra en los estados de Veracruz, Chiapas, Campeche, Quintana Roo y Yucatán. Se ha encontrado que el copite vive en zonas donde la elevación sobre el nivel del mar alcanza hasta los 500 metros y que tienen una precipitación anual de 1000 milímetros. En forma silvestre vive en las selvas denominadas baja caducifolia, mediana subcaducifolia, selva alta y baja perennifolia, ecosistemas que se caracterizan por tener una alta diversidad biológica y porque además producen una gran variedad de materias primas que sirven para satisfacer las necesidades humanas.
El nombre científico del copite es Cordia dodecandra A.DC. Pertenece a la familia Boraginaceae, la que, además del copite, incluye aproximadamente noventa géneros más, trece de los cuales son nativos de Veracruz. Se le conoce con diferentes nombres dependiendo de la entidad; por ejemplo, se le llama siricote en Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, copite en la zona centro del estado de Veracruz y Yucatán, trompillo en el centro de Veracruz y chakopté, k´an-k´opté o kopté, en Yucatán. En lo que se refiere al género Cordia, este tiene varias especies en nuestro estado, entre las que podemos mencionar a C. dentada, C. alliodora, C. ambigua, C. boissieri A. DC., C. diversifolia y C. megalantha.
El copite es un árbol caducifolio, esto es, que pierde sus hojas durante la floración; de esta manera, las flores son más visibles a los polinizadores. Puede alcanzar hasta 30 metros de altura y un diámetro de 70 centímetros; la copa es redonda y piramidal, la corteza es fisurada, ligeramente escamosa con un grosor de diez a veinte milímetros, y las hojas son simples, de ovaladas a elípticas, muy ásperas, especialmente en el haz, se disponen en espiral y se aglomeran en las puntas de las ramas.
Las flores tienen el cáliz en forma de campana, en tanto que la corola parece una trompeta de color anaranjado brillante. La floración ocurre prácticamente a lo largo de casi todo el año, y en muchas ocasiones aparece cuando el árbol carece de hojas. Los frutos son drupas que varían de tres a cinco centímetros de largo y tienen un peso de 25 a 55 gramos.

Importancia y usos
El copite es muy apreciado desde hace mucho tiempo en los lugares en los que la gente conoce sus beneficios. Esto se debe a que prácticamente todas las partes que lo conforman tienen alguna utilidad.
La madera es muy dura, de buena calidad y muy resistente. Es de color oscuro y su veteado la hace sumamente atractiva, lo que la hace muy adecuada en la decoración. Se usa para fabricar una enorme variedad de artículos, tales como horcones, columnas, engranes de trapiche, redilas, muebles finos, artículos torneados, incrustaciones, barrotes, reglas, tablas, lambrín, carrocerías, puentes, artículos de escritorio, costillas y fustes de sillas para montar, artesanías y duelas. Incluso se utiliza para la fabricación de instrumentos musicales, como guitarras, arcos de contrabajo, violoncelos, violines y violas, entre otros, por lo cual la madera del copite es muy apreciada en todo el mundo por su calidad y la facilidad con la que se le trabaja.
Los frutos son comestibles, pero tienen un sabor poco agradable, por lo que normalmente se cuecen con azúcar para elaborar dulces y jaleas –formas en las cuales es muy apetecible– para el consumo familiar y su venta en el mercado local. Cuando está cruda, la fruta tiene un color amarillo intenso, con apariencia semejante a la de la guayaba, en tanto que su interior es como un durazno y tiene en su centro una semilla similar a la almendra. Fresca, despide un olor parecido a la manzana, y cuando se prepara en dulce su sabor es parecido al del higo.
El copite también tiene usos medicinales, para lo cual se emplea la corteza y la madera en infusiones para combatir las afecciones respiratorias, la diarrea y la disentería; sin embargo, estos usos medicinales no han sido comprobados científicamente.
Por su rigidez, áspera y resistente, las hojas se emplean para lavar trastos y como sustituto de la lija. En algunas de las localidades del centro de Veracruz, como La Candelaria, aún se siguen utilizando las hojas del copite con esos fines.
Aunque pequeñas, las flores son muy vistosas por su forma y por su color naranja intenso, razón por la que en algunas ciudades tropicales de México se les encuentre frecuentemente en calles, parques y jardines. En algunas localidades de Veracruz, como La Candelaria y Santa Inés, las señoras comentan que cuando eran jóvenes solían elaborar collares con las flores del copite.
En nuestro estado, dada la escasez de áreas silvestres, este árbol forma parte de las cercas vivas o como sombra para el ganado. Una cerca viva proporciona además fruta que sirve como alimento para las vacas u otros animales. Algunos especialistas lo han recomendado también para la apicultura.
Además de proporcionar múltiples servicios, el copite también brinda beneficios ecológicos, pues su abundante follaje protege la superficie del suelo contra la erosión y lo provee de materia orgánica, alimenta a la fauna silvestre y sus raíces mejoran el drenaje del suelo.
En la zona central de la entidad, el copite es a veces simplemente tolerado por la gente. Es poco frecuente que se siembren plantas de esta especie debido a que se prefieren otros cultivos, como el limón o el cedro, especies que parecen más redituables. El porcentaje de autorregeneración de este árbol es muy bajo debido a que las plántulas que crecen son aplastadas por el ganado o mueren cuando se queman los pastos, por lo que sus poblaciones corren el riesgo de desaparecer en algunas zonas.
Como sabemos, el copite es una especie que tiene un gran potencial de aprovechamiento pero no es común ver plantaciones de esta especie para obtener madera. Lo mismo sucede con el fruto procesado, pues a pesar del agradable sabor de los dulces de copite, su consumo en las localidades ha disminuido y actualmente hay pocas personas que se dediquen a procesar y vender el fruto dentro y fuera de sus pueblos.
En los últimos años, dependencias como la Conafor, INIFAP y Sedap se encuentran interesadas en esta especie. Un ejemplo de ello es el vivero de la Sedap en la localidad de Tolome, municipio de Paso de Ovejas, que se dedica a la colecta de semillas para la producción de plantas. Una parte de las plantas se distribuye entre los productores que la solicitan al vivero y otra se envía al municipio de Boca del Río para su siembra en calzadas y parques.
Especies como el copite requieren de programas dirigidos a su investigación y de programas de manejo que generen nuevas alternativas para su comercialización, debido principalmente a que así se tendrá acceso a nuevos productos; de este modo, se verán beneficiados los productores que vivan en regiones donde ya se encuentren establecidos los árboles de copite, así como las familias que obtienen parte de sus ingresos de la venta del fruto procesado. Sin duda establecer nuevas plantaciones también fomentará la conservación de la especie al evitar que continúen disminuyendo sus poblaciones.
Conocer los elementos que conforman los ecosistemas y entender su funcionamiento es indispensable para su conservación, pues sólo si los conocemos podremos apreciarlos, y si los apreciamos entonces seremos capaces de cuidarlos y utilizarlos de forma sustentable, esto es, cubriendo nuestras necesidades sin que lleguemos a acabar con la especie.

Para el lector interesado:
Benítez B., G., Pulido S., M.T.P. y Equihua, M. (2004). Árboles nativos de Veracruz para reforestación, restauración y plantaciones. Xalapa: Instituto de Ecología-Sigolfo.
Durán G., R., Dorantes E., A., Simá P., P. y Méndez G., M. (2000). Manual de propagación de plantas nativas de la Península de Yucatán.
Mérida: Centro de Investigación Científica de Yucatán, A.C. Nash L., D. y Moreno P., N. (1981). Flora de Veracruz (Fascículo 18). Xalapa: Instituto Nacional de investigaciones sobre Recursos Bióticos.
Rzedowski, J. (1991). El endemismo en la flora fanerogámica mexicana: una apreciación analítica preliminar. Acta Botánica Mexicana,15, 47-64.
Vázquez Y., C., Batis M., A.I., Alcocer S., M.I., Gual D., M. y Sánchez D., C. (1999). Árboles y arbustos potencialmente valiosos para la restauración ecológica y la reforestación. Reporte Técnico del Proyecto J084. México: Conabio-Instituto de Ecología de la UNAM.

viernes, 13 de mayo de 2011

5 de Junio, Día Mundial del Medio Ambiente

¿Todavía queda algo para festejar? Creo que sí...


Desde 1973, el 5 de junio de cada año se celebra el Día Mundial del Ambiente, establecido por la Asamblea General de Naciones Unidas, en su Resolución del 15 de diciembre de 1972, con la que se dio inicio a la Conferencia de Estocolmo, Suecia, cuyo tema central fue el Medio Ambiente.
Ese mismo día, la Asamblea General de la ONU aprobó la creación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).
Se podría decir que el Día Mundial del Ambiente es un vehículo por medio del cual la Organización de Naciones Unidas sensibiliza a la opinión mundial en relación a temas ambientales, intensificando la atención y la acción política. Los objetivos principales son darle un contexto humano, motivando a las personas para que se conviertan en agentes activos del desarrollo sustentable y equitativo; promover el papel fundamental de las comunidades en el cambio de actitud hacia temas ambientales, y fomentar la cooperación, pues ésta garantizará que todas las naciones y personas disfruten de un futuro más próspero y seguro. El Día Mundial del Ambiente es un evento en el que se realizan múltiples actividades: concentraciones en calles, conciertos ecológicos, ensayos y encuentros temáticos en escuelas, plantaciones de árboles, campañas de reciclaje y de limpieza, entre otras.
Es además, un suceso multimedial que lleva a periodistas a escribir y hacer reportajes críticos acerca del ambiente. Documentales televisivos, exhibiciones fotográficas, eventos intelectuales como seminarios, mesas redondas, conferencias, sólo por nombrar algunos.
En muchos países esta celebración es una oportunidad de firmar o ratificar convenios internacionales y, algunas veces, establece estructuras gubernamentales permanentes relacionadas con el manejo ambiental y la planificación económica.

¿Qué es medio ambiente?
Se entiende por medio ambiente, todo lo que afecta a un ser vivo y condiciona especialmente las circunstancias de vida de las personas o la sociedad. Comprende el conjunto de valores naturales, sociales y culturales existentes en un lugar y un momento determinado, que influyen en la vida del ser humano y en las generaciones venideras. Es decir, no se trata sólo del espacio en el que se desarrolla la vida sino que también abarca seres vivos, objetos, agua, suelo, aire y las relaciones entre ellos, así como elementos tan intangibles como la cultura.


CONTAMINACIÓN

Es la introducción de un contaminante dentro de un ambiente natural, que causa inestabilidad, desorden, daño o malestar en un ecosistema, en el medio físico o en un ser vivo.
El contaminante puede ser una sustancia química o energía (como sonido, calor o luz), o incluso genes. A veces el contaminante es una sustancia extraña, una forma de energía o una sustancia natural. Cuando es una sustancia natural, se llama contaminante si excede los niveles naturales normales.
La contaminación es siempre una alteración negativa del estado natural del medio, y por lo general, se genera como consecuencia de la actividad humana.

La contaminación del aire siempre ha estado entre nosotros. De acuerdo a un artículo de 1983 de la revista "Science", fue hallado hollín en el techo de cuevas prehistóricas, lo que provee una amplia evidencia de altos niveles de contaminación que estaban asociados a una inadecuada ventilación de las fogatas.
El forjado de metales parece ser el momento de la aparición de contaminación del aire fuera del hogar. Según investigaciones realizadas sobre muestras recolectadas en capas de hielo de los glaciares de Groenlandia, se observan incrementos en la contaminación asociados a los periodos de producción de metales por los griegos, romanos y chinos.
La contaminación se convirtió en un asunto de gran importancia tras la Segunda Guerra Mundial, después de que se hiciesen evidentes las repercusiones de la lluvia radioactiva ocasionada por las guerras y ensayos nucleares. En 1952 ocurriría un evento catastrófico de tipo convencional, conocido como "La Gran Niebla" de 1952, en Londres, que mató por lo menos a 4000 personas. Este trágico evento provocó la creación de algunas de las más importantes leyes modernas sobre el medio ambiente, como es la Ley del Aire Limpio, de 1956.
Más información:
http://es.wikipedia.org/wiki/Contaminaci%C3%B3n

viernes, 15 de abril de 2011






Imagen tomada de: www.alcalorpolitico.com

jueves, 3 de marzo de 2011

Y LA MANCHA DE PETRÓLEO...???

Alguien sabe qué pasó con el derrame de petróleo en el Golfo de México?
- Se diluyó?
- Se la comieron los peces?
- Nos la estamos comiendo nosotros?
- Sólo desapareció en los medios de comunicación?

lunes, 28 de febrero de 2011

viernes, 25 de febrero de 2011

jueves, 10 de febrero de 2011

Guía básica para el sexo sustentable

A propósito del 14 de febrero...
En 2008, la Asociación Ambientalista Greenpeace publicó en su página de México, una guía para un sexo amigable con el ambiente. En ocasión de este 14 de febrero, fecha para "celebrar" el amor y la amistad, retomamos este decálogo, que si bien puede molestar a algunos, también es probable que pueda agradar a otros... De cualquier manera, es un buen pretexto para sumarse al cuidado del medio ambiente: "Cuidar de la tierra nunca había sido tan erótico", dice Greenpeace...

Vas en bicicleta al trabajo, comes orgánico, te pronuncias contra los transgénicos, tienes focos fluorescentes y usas biodegradables en casa... Está perfecto. Es un buen inicio para cuidar de este planeta, pero ¿quieres hacer más? Desde tu cama puedes hacerlo...

Por eso, Greenpeace ha creado esta guía ecosexual para que, si lo deseas, puedas ser una bomba sexual que no haga estallar, precisa y literamente, al planeta.
La industria de los juguetes sexuales comienza poco a poco a hacerse verde luego de haberse dado a conocer el alto riesgo de usar productos de PVC en los juegos íntimos. Incluso la industria pornográfica está comenzando a hacer esfuerzos para crear productos que ayuden al medioambiente, aportando alguna donación para organizaciones que trabajan a favor de algún tema en particular. Mucho de ello es “green wash”, es verdad, pero eso es un indicativo de que también el sexo se está volviendo verde.
Hoy la moda verde se ha metido por debajo de las sábanas. Cada vez más el punto de ruptura de una pareja podría radicar en cuánta carne consume el otro, qué auto maneja, para quiénes trabaja o qué productos consume sin saber lo que hay detrás de las marcas. Siempre hay una alternativa y una manera positiva de hacer las cosas... incluyendo el sexo.
Si un hombre o mujer se ensucia las manos con composta; apaga los multicontactos por la noche o cuando sale de casa; recicla o evita consumir los productos de la guía roja de transgénicos de Greenpeace, habrá agregado muchos puntos a sus ya masculinas o femeninas cualidades.
Si coincides, entonces, bienvenido a la era ecosexual. De acuerdo con una encuesta realizada por una revista inglesa de caballeros llamada "Nuts", una de las cualidades que las mujeres han agregado a su lista para sentirse atraídas por un hombre es que hoy en día sea "verde". Hay algo en eso que, dijeron, los vuelve irresistibles. Y de esta manera, dijeron las féminas, el susodicho puede tener más posibilidades de encontrar una cita un sábado por la noche.

1. Apaga las luces
Tú puedes hacer todo para reducir el cambio climático, que es una realidad debido al consumo energético que privilegia los combustibles como petróleo, carbón y gas. Por eso en Greenpeace apostamos por las energías limpias y renovables, que además son más económicas y promovemos la guía de ahorro de energía. Cada vez que usamos energía producida por la quema de estos combustibles fósiles, contribuimos al calentamiento global. Si reduces el consumo de energía, entonces la respuesta es evidente: disminuirás las emisiones de gases de efecto invernadero enviados a la atmósfera. Así que no lo pienses más. Desde la cama puedes comenzar una verdadera (R)evolución Energética. Así que siempre apaga la luz. Las velas de cera de abeja y parafina, y no las hechas con base de petróleo, pueden ser muy románticas. Si no te resistes a ver a tu pareja, entonces, fácil: haz el amor durante el día.

2. Frutas de la pasión... libres de OGM
Sí, es verdad. Algunas frutas pueden ser afrodisiacas como el guaraná, las fresas, zarzamora, moras, frambuesas y cerezas, entre otras. Pero ¿por qué no consumirlas orgánicas? Si quieres usar algún producto para encender la sangre, asegúrate que sea libre de transgénicos o pesticidas. Consume orgánico y hazlo en pequeños comercios que están destinados para ello. Hasta el momento no existen suficientes estudios acerca de que los organismos genéticos no modificados consumidos de manera ordinaria en la dieta NO tengan efectos secundarios en la salud. Y por el contrario, se ha demostrado que los transgénicos contaminan las razas nativas o criollas de granos como arroz, maíz o trigo. Y se ha comprobado que algunas variedades de maíz transgénico de Monsanto ha producido cáncer y enfermedades en órganos internos de ratones en los que se han hecho investigaciones.

3. ¿Amor a toda costa?
Las ostras y otros mariscos, como los camarones por ejemplo, pueden ser potentes afrodisiacos, pero nuestros océanos están siendo destruidos en un rango sin precedente, debido a la sobrepesca para obtenerlos. Necesitamos parar la destrucción por el placer. En lugar de eso tú puedes apoyar proyectos sustentables de comunidades en los que puedes encontrar productos, aceites y jabones biodegradables con aromas que encienden la pasión, en lugar de consumir éstos. Por otro lado, las ostras son bioindicadores o biomonitores de la contaminación que hay alrededor del lugar en que se pescaron porque acumulan la contaminación. Una ostra limpia es una buena ostra, pero si has de consumirlas, intenta que sean provenientes de lugares no contaminados o de las ciudades costeras muy grandes.

4. Amor reciclado
Usa los envases de diversos productos empaquetados y decóralos de manera linda, sexy o hasta cursi para colocar los productos que utilicen más frecuentemente en su recámara: condones, lubricantes, juguetes, cajas de cartón para regalar lencería, etcétera.

5. Usa ecolubricantes
Nada mejor que la lubricación natural. La lengua siempre será un buen instrumento para ello, pero si necesitas usar alguno externo, entonces te recomendamos que nunca uses lubricantes hechos a base de petróleo, como de aceite o vaselina, por ejemplo. Usa los que son a base de agua y otros que son resistentes a ésta como los de silicón. Hoy en día existen muchas marcas que se dedican a la producción de éstos, con diversos sabores y aromas para el juego sexual. Emporios como Esso están destruyendo el planeta, pero no permitas que lo hagan a través tuyo y que incluso se metan hasta debajo de tus sábanas.

6. Esclavo de la pasión, no del petróleo
Si te gustan las emociones fuertes, entonces tal vez hayas intentado alguna vez usar algún objeto, ropa o accesorio de Policloruro de Vinilo, mejor conocido como PVC o vinil. El PVC genera algunos de los químicos más tóxicos que existen: las dioxinas y furanos. El uso de este material en los juguetes de los niños ha sido prohibido en muchos países. El PVC de la ropa y los juguetes sexuales también debe prohibirse, pues este componente está hecho con cloro y otras sustancias están consideradas como probables cancerígenos, además de que es un derivado del petróleo. En lugar de eso opta por accesorios de sustancias naturales como el caucho, látex o piel.

7. Ahorra agua en pareja
Hoy, cuidar el planeta nunca había sido tan erótico. Si eligen bañarse en pareja ahorrarás jabón y agua. Recuerda que más de 500 millones de personas no tienen acceso al agua limpia y corriente. Para ellos, lo que tú haces todos los días es un lujo. Si entonces es un lujo, definitivamente deberías compartirlo con tu pareja de cama. Esos pequeños grandes placeres siempre es mejor compartirlos.

8. Cama sustentable
Seguramente tienes un buen colchón, confortable y cómodo, pero ¿sabes de dónde proviene la madera de la cama en la que duermes y disfrutas del placer en pareja cada noche? Asegúrate de que sea de madera certificada reconocida por el Consejo de Manejo Forestal (Forest Stewardship Council o FSC, por sus siglas en inglés), la organización internacional que reconoce el manejo sostenible de la madera. En México hay mueblerías como Tip Muebles que pueden hacer que tu cama no incentive la tala ilegal en nuestro país.

9. Sexo verde
Si te gusta el “spanking” asegúrate que las palas sean hechas de madera sustentable también. Hay muchas marcas en el mercado que puedes encontrar de madera certificada (sobre todo si las pides por Internet), usa aceite para masaje orgánico, ropa interior o de dormir orgánica también. Recuerda que el proceso de producción para algodón convencional y su blanqueado es uno de los más contaminantes que existen.

10. Haz el amor, no la guerra.

Tomado de:

viernes, 4 de febrero de 2011

Ecoturismo, una opción sustentable

Cañadas del Pixquiac, cerquita de Xalapa...
El grupo ecoturístico denominado “Cañadas del Pixquiac”, lo conforman 26 campesinos del Ejido San Pedro Buenavista, del municipio de Acajete.
Tiene dos años de haber sido conformado y lleva un año recibiendo turistas. Su principal actividad es la promoción de los entornos verdes que afortunadamente aún existen en la zona, a través de visitas guiadas y campamentos.
Cabe mencionar que ha recibido apoyo de organismos como la UNAM y la Asociación Civil Sendas, además de que por sus actividades han logrado obtener recursos y financiamientos de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, la Comisión Nacional Forestal, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, el Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza y el Fideicomiso ABC.
Cada cierto tiempo organizan caminatas, campamentos y diferentes actividades que ofrecen experiencias tangibles con la riqueza natural de la zona.
Además, el cobro de los recorridos, permite a los campesinos obtener ingresos para el sustento familiar, por lo que su entorno se convierte en un fin y no en un medio.
Puedes apoyar su causa, asistiendo a alguno de los recorridos, los cuales anunciaremos aquí oportunamente.
Mayor información:
Ecoturismo Comunitario
“Cañadas del Pixquiac”
ACAJETE, VERACRUZ.
http://ecoturismopixquiac.wordpress.com
ecoturismopixquiac@yahoo.com.mx




martes, 7 de diciembre de 2010

Cualquier parecido con la coincidencia, es mera realidad...

Cuando el destino nos alcance
Cuando el destino nos alcance (título original en inglés: Soylent Green) es una película norteamericana de ciencia ficción producida en 1973 y dirigida por Richard Fleischer. Está basada en la novela de Harry Harrison de 1966 titulada ¡Hagan sitio! ¡Hagan sitio! (Make Room! Make Room!).

Trama
Ubicada en el año 2022, la película presenta una distopía. La ciudad de Nueva York está habitada por más de 40 millones de habitantes, radical y físicamente separada entre una minoría que vive cómodamente y una mayoría hacinada en calles y edificios donde malvive con agua en garrafas y dos variedades de un producto comestible, soylent rojo y soylent amarillo, que son la única fuente de alimentación de la mayor parte de la población.
En el filme, la carestía generalizada es el resultado del agotamiento de recursos naturales, la degradación ambiental extrema y la sobrepoblación. No obstante, a pesar del ambiente desolador, sobrevive una pequeña élite que mantiene el control político y económico y puede acceder a ciertos lujos como verduras y trozos de carne.
Robert Thorn (Charlton Heston) vive con su amigo Sol Roth (Edward G. Robinson) quien sólo rememora el pasado, cuando el planeta era más habitable. Thorn, policía de Nueva York, se ve involucrado en la resolución del caso del asesinato de uno de los principales accionistas de Soylent, que ha muerto golpeado en su casa.

Soylent verde es el nuevo producto alimenticio sacado al mercado, que -según la publicidad- se produce con plancton de todos los océanos.
El seguimiento de las pistas se vuelve difícil entre una trama que elimina toda posible búsqueda de la verdad. Un ambiente espeso y desesperanzado hace más y más asfixiante el desarrollo de la película.
Sol Roth decide suicidarse en un sitio llamado El Hogar, el cual recrea el mundo lleno de vida como era en su época de juventud, mientras muere y sólo acierta a decir a Thorn que siga su cuerpo como pista antes de desaparecer. El seguimiento de su cadáver ofrece a Thorn el destino real de todos los cuerpos, que no es otro que acabar procesados en soylent verde, para ser parte de dicho preparado alimenticio.
El final de la película sólo evidencia esa situación sin poder ofrecer ninguna solución a lo que ya se ha generado.
La película ofrece una visión apocalíptica sobre la degradación ambiental y sobre la superpoblación que afecta a todo el planeta, al grado de comerse a los muertos.

Adiós a los focos de 100 watts...

Calderón anuncia el fin de las bombillas incandescentes
A partir de 2011 se irán retirando del mercado, hasta llegar a su total eliminación en 2014


Desde la sede de la cumbre de cambio climático (COP16) en Cancún, el Presidente anunció el fin de la comercialización de focos incandescentes en el 2014 en el país y confirmó el cambio de 47 millones de lámparas y focos en todo México, en casas y alumbrado público, por otros menos contaminantes.
Dijo que regalará cuatro lámparas ahorradoras a cada casa. Con este plan se evita construir una central eléctrica y un consecuente ahorro de 13 mil millones de pesos.
Con el Programa Luz Sustentable se eliminan en el mercado los focos de 100 watts en diciembre del 2011, los de 75 watts en el 2012, los de 40 a 60 watts en diciembre de 2013.
"A partir de enero de 2014 no habrá focos incandescentes en el mercado nacional", afirmó.
"Vamos a arrancar aquí en Cancún el Programa Luz Sustentable, con lo cual México se propone cambiar más de 47 millones de focos incandescentes por lámparas ahorradoras", dijo.
"Vamos a establecer una nueva norma para que a partir de los próximos años, todas las lámparas y focos que se vendan en México sean focos ahorradores".
"Es un programa para todo México, de sustitución de lámparas, tanto públicas, como en todas las casas de México. Vamos a cambiar todos los focos”.

sábado, 4 de diciembre de 2010

PARTICIPA FUNDACIÓN SALVEMOS EL AGUA EN COP16

Esta Fundación es una Asociación Civil con sede en Xalapa, dirigida por Alejandro de la Madrid Trueba
MEMORANDUM 7.- La Secretaria de Relaciones Exteriores confirmó la participación de la Fundación “Salvemos el Agua” con una Conferencia sobre Calentamiento Global, los días 8 y 9 de diciembre, en la Cumbre del Clima 2010 (COP 16), que se realiza en Cancún, Quintana Roo. Hasta el momento es la única Organización de la Sociedad Civil de Veracruz que va a participar de manera oficial en el programa de conferencias de la cumbre con el tema "Calentamiento Global y sus efectos en Veracruz", en que abordarán el problema del cambio climático y sus efectos en las costas veracruzanas, así como las pasadas inundaciones provocadas por los huracanes Karl y Mathew. Sin duda, se trata de un logro más del maestro Alejandro de la Madrid Trueba, personaje preocupado, realmente por el entorno de todos nosotros… / 2010-12-03 20:50:58
Tomado de: http://www.gobernantes.com/

El tequila también es sustentable...

El bagazo del agave, un combustible alterno y amigable para el medio ambiente (COP16)

Los desechos del agave, planta de donde se obtiene el tequila, pueden ser aprovechados como una fuente alterna de energía. Fue el punto principal de la conferencia "Tequila: desechos y energía renovable", en el marco de las actividades del encuentro COP16, realizado en Cancún, del 29 de noviembre al 10 de diciembre de 2010.
“La idea surge porque en la actualidad se genera una gran cantidad de residuos en la industria tequilera, y lo que estamos haciendo es convertir esos desechos, tanto el bagazo como la hoja que queda tendida en el campo sin uso alguno, en un combustible renovable”, afirmó el expositor Francisco Xavier Villaseñor Perez-Verdia.
Este tipo de energía puede ser usada como un sustituto del diesel y del combustóleo que se quema en una caldera, indicó. Actualmente, este material se exporta a Estados Unidos, Canadá y algunos países europeos, donde se usan para calentar las casas.
La industria tequilera genera anualmente grandes cantidades de bagazo que se quedan apiladas y en el olvido. Estos restos se convierten en CO2 y en el interior de esos montones “se genera metano, gases extremadamente dañinos para el planeta”.
Los beneficios que tiene este combustible son diversos, ya que es más fácil de usar y más barato, tiene más energía que la madera, no es tóxico, y además ayuda a salvaguardar el medio ambiente.
http://www.cc2010.mx/es/sala-de-prensa/noticias/news-interviews_2010120349015.htm

jueves, 12 de agosto de 2010

Cómo desechar el aceite usado para cocinar

¿Sabes cómo desechar el aceite que utilizaste para cocinar? ¿Sabes dónde tirar el aceite de alimentos que fríes para comer, hechos en casa?
Tal vez sí, pero siempre es bueno divulgar una información como ésta. Aunque no cocinemos muchos alimentos fritos en aceite, cuando lo hacemos, ‘normalmente’ tiramos el aceite usado en el fregadero de la cocina o en alguna coladera, ¿verdad?
Ese es uno de los mayores errores que podemos cometer. ¿Por qué lo hacemos?
Simplemente porque no hay nadie que nos explique cómo hacerlo en forma adecuada. Siendo así, lo mejor que podemos hacer o recomendar hacer es:
1.- Esperar (Si, esperar, aunque eso te tome un poco más de tiempo) a que el aceite usado se enfríe.
2.- Colocar el aceite de desperdicio en una botella de plástico (como las de PET).
3.- Cerrarla y colocarla luego en la basura no reciclable.
¡UN LITRO DE ACEITE QUEMADO CONTAMINA CERCA DE UN MILLÓN DE LITROS DE AGUA!, cantidad suficiente para el consumo de agua de una persona durante 14 años.
Tomado de:
http://www.dforceblog.com/